El maratón que les llega a los futbolistas: sin vacaciones en verano ni en Navidad

GRAF9846. MADRID.- El defensor Jordi Alba (i) del lt;HIT gt;Barcelona...

El fútbol español mira con preocupación la vuelta de tuerca que el Gobierno acaba de dar al confinamiento. Un giro así -suspendiendo toda actividad económica no indispensable- responde a que la epidemia está lejos de controlarse. El duelo por las víctimas y el cuidado de la salud son lo primero, con todos los jugadores y personal de los clubes a cubierto en casa, pero de inmediato se tiembla por el impacto financiero del virus. El fútbol tampoco es ajeno a ello.

A los distintos estamentos alrededor del balón les cuesta hablar del futuro, de la reapertura social y de la vuelta de los partidos, mientras el chorro diario de muertos sigue siendo inasumible, espantoso. Pero a media voz, con discreción, se van diseñando planes para el regreso, sin saber cuándo será. Si el espejo italiano sirve también en este sector, allí las autoridades ya han empezado a deslizar que será difícil que en mayo se autorice el deporte profesional o amateur. Porque una cosa será un despertar gradual -algunos ir a trabajar, salir con prudencia a la calle, bares con rigurosas medidas de distanciamiento…- y otra permitir que 22 jugadores corran tras una pelota, choquen y compartan vestuario.

Por tanto, en la Liga comienzan a estudiar un nuevo calendario que iría más allá del 30 de junio, la barrera tradicional que marca el fin de cada temporada. Esto significa que un número de jornadas, las que fueran, invadirían el mes de julio y, no se descarta, que también agosto. Es decir, fútbol oficial y con todo en juego en pleno verano. El objetivo es acabar las actuales competiciones, «sea como sea», repitiendo la expresión que utilizó el presidente de la Federación, Luis Rubiales, la semana pasada. De hecho, siguió la línea de su archienemigo Javier Tebas, el presidente de la Liga. A ambas instituciones no les queda más remedio que ir de la mano en esto, bajo la perentoria necesidad de cerrar «sea como sea» la campaña suspendida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *