El Valencia descose al Granada y coge aire

La rémora que ha condenado al Valencia a deambular por la mitad baja de la tabla es su incapacidad de pasar del dicho al hecho. El equipo de Javi Gracia ha sido una moneda al aire en cada partido, sin poder mostrar la determinación precisa para manejar los duelos según su conveniencia. Las ideas claras que se vertían en el vestuario no se reflejaban en el césped. Ni siquiera en la victoria y con el maquillaje de sumar tres puntos. Sin embargo, 28 jornadas después, Mestalla vio a su equipo encarrilado. Supo qué tenía que hacer ante el Granada y ejecutó el plan de manera aseada para sumar cuatro victorias consecutivas como local. La racha que supone un respiro para un club al que la indiferencia ya le resulta cómoda.

Conscientes del peso que podrían tener los 46 partidos oficiales, los nazaríes saltaron valientes, buscando la duda en los locales que les permitiera un duelo de control, más plácido. Fue completamente al revés. Sus desajustes defensivos abrieron la puerta especialmente a Gayà, que en el primer centro sirvió a Wass el primer gol a los cuatro minutos. El capitán ya no dejó de ser un quebradero de cabeza.

El golpe noqueó al Granada, sin Diego Martínez en el banquillo por sanción, y apenas probaron a Cillessen. Las ocasiones siguieron siendo de un Valencia dominador, con Guedes disfrutando de la libertad como segundo punta y Maxi Gómez enloqueciendo a una defensa que no encontraba cómo sujetarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *