Los futbolistas del Barcelona asumen el recorte salarial y acusan a los dirigentes de presionarles

Los integrantes de la primera plantilla aceptan la reducción del 70% de salario por día de confinamiento y añadirán una aportación para ayudar al personal no deportivo afectado también por el ERTE

Casi dos semanas después de que se pusieran en marcha las negociaciones. Después también de que los capitanes de las secciones profesionales del del Palau dieran su visto bueno a la rebaja. Y después también de que los dirigentes del Barcelona advirtieran a los futbolistas de que harían efectivo el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) hubiera o no acuerdo.

Este lunes, finalmente, los jugadores del primer equipo, capitaneados por Leo Messi, asomaron. Y lo hicieron para señalar a los dirigentes, para asumir el 70% de reducción salarial por día de confinamiento demandado por la entidad en su ERTE, y también para asegurar que el equipo hará aportaciones suplementarias para asegurar que el resto de empleados no profesionales afectados por las medidas cobren el 100% de su salario.

Messi y varios de sus compañeros se pusieron de acuerdo para usar sus cuentas de Instagram para zanjar el asunto mediante un comunicado en el que se procuró escribir la palabra «siempre» en mayúsculas cuando se refirió al altruismo de los jugadores: «Somos los primeros que SIEMPRE hemos ayudado al club cuando se nos ha pedido». Una versión que contrasta con la de los directivos y los altos ejecutivos azulgrana, que tuvieron que extremar la presión para alcanzar una entente ante el derrumbe en los ingresos por la crisis del coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *