Un futbolista ghanés ha vivido dos meses en un aeropuerto de la India por las restricciones del coronavirus

Randy Juan Muller, en el aeropuerto de Mumbai.

La historia de Roger Juan Muller podría servir perfectamente como argumento de una secuela para la película ‘La Terminal’ (2004, Steven Spielberg), pero en versión fútbol. Es uno de tantos relatos que ha dejado la pandemia del coronavirus, en su caso con final feliz.

Este futbolista ghanés de 23 años recibió en noviembre una oferta inesperada de un país muy alejado al suyo, la India. El ORPC Sports Club de Kerala, al sur del país, se quería hacer con sus servicios y le ofreció un contrato de seis meses, que acabó a finales de marzo.

Una vez finalizada su vinculación con el conjunto indio, Roger Juan Luigi Rogee Muller (su nombre completo) se dirigió a Mumbai con la intención de volver a su país el 30 de marzo. Al ver el cariz que estaba tomando por entonces la situación de los vuelos, pensó que era buena idea pasar unos días antes en la ciudad para asegurarse de que no habría problemas para salir. El 21 de marzo, ocho días antes del vuelo, ya estaba en la ciudad y se puso a buscar una habitación de hotel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *